Terapias Ancestrales 

Astrología:

 

Es la ciencia que estudia los astros y su relación con todos los tópicos de nuestra vida.

 

A través de una Carta Natal podemos profundizar en nuestro autoconocimiento, mirar nuestras fortalezas y aceptar nuestras contradicciones para trabajar en ellas conscientemente.

 

La Revolución Solar, nos permite mirar la energía de nuestro año, a partir de nuestro cumpleaños.

 

Y la Sinastría nos permite comparar la Carta Natal de dos personas y apreciar sus puntos de conexión y desconexión.

 

En Ventura Salud utilizamos esta técnica de forma terapéutica, como un camino de orientación para emprender el viaje hacia nosotros mismos.

Tarot Rider:

 

Con una riqueza simbólica muy abundante, el Tarot Rider facilita la comprensión de los diversos aspectos de nuestra vida a través de las figuras contenidas en sus cartas que facilitan la comprensión de nuestro camino de vida.

 

El uso del Tarot permite los procesos de introspección y trabajo con elementos del inconsciente para reorganizar nuestra psique y orientar nuestra existencia.

Runas:

 

El oráculo de las Runas Vikingas nos permite dar respuesta a preocupaciones, interrogantes u obstáculos, entre otros, con la sabiduría ancestral propia de los pueblos nórdicos originarios de Escandinavia.

 

Este oráculo no pretende anticipar el futuro sino orientar el presente a través de consejos puntuales acerca de la mejor manera de afrontar las decisiones en la vida.

Numerología:

 

La visión pitagórica de la numerología permite explorar en el interior de cada persona según los números que la determinan, basándose en su fecha de nacimiento y en el estudio de su nombre.

 

Los números guardan una energía propia, y según como estén presentes en nuestra vida nos entregan cierto tipo de energía.

 

En Ventura Salud contamos con consultas especializadas que te ayudarán a conocerte más y a conectar con tu misión de vida.

Cuencos tibetanos

 

La terapia de Cuencos Tibetanos ayuda a transformarnos y limpiarnos a través de su sonido y vibración, gracias al impacto que ejercen en el ambiente, los chakras, meridianos y energías inarmónicas en nuestro cuerpo.

 

La cualidad única que posee la vibración es que trabaja en TODOS los cuerpos y dimensiones de la persona (física quántica). Cuando se propaga, va mostrándole al cuerpo, cual es su frecuencia sana, (ya sea que actualmente se encuentre muy alta o muy baja) y a través de la homeostasis, se va modificando orgánicamente con todo el sistema.

 

Las ondas que emiten los Cuencos corresponden a las ondas Alfa (generadas por el cerebro cuando se encuentra en un estado calmado y meditativo). Así se propone inducir al consultante en un estado de calma y meditación para que pueda aquietar sus pensamientos, relajarse, energizarse y elevar su frecuencia.

 

Para potenciar su efecto, es recomendable poner siempre una intención al iniciar el trabajo, que deberá estar formulada en positivo y en presente.
Muchas de las enfermedades comienzan cuando nuestros pensamientos, intenciones, emociones y programaciones negativas toman una forma más densa en los campos sutiles, cristalizándose, luego de un tiempo, crecen hasta materializarse en el cuerpo en forma de síntoma o enfermedad.

 

Algunos de los beneficios de los Cuencos Tibetanos son:

 

• Reducción del estrés y la ansiedad, obteniendo una relajación profunda.
• Masaje a nivel muscular, óseo y armonización de cada parte del cuerpo.
• Equilibrio de los hemisferios cerebrales.
• Equilibrio, limpieza y desbloqueo de los Chakras y del Aura.
• Aumento de las defensas del organismo, aumentando la producción de linfocitos T por medio de la estimulación de la hipófisis o pituitaria.
• Relajación profunda y meditativa.
• Alivio de sinusitis y dolores de cabeza.
• Mejora el descanso (quita el insomnio).
• Aumento de la energía por medio de la estimulación del líquido cefalorraquídeo.